Lunes, 19 de junio de 2006
MATERIA NO PESA


Ni tu cuerpo ni el m?o,
juntos, se sienten nunca
servidumbres, s? alas.
Los besos que me das
son siempre retenciones:
t? besas hacia arriba,
librando algo de m?,
que a?n estaba sujeto
en los fondos oscuros.
Lo salvas, lo miramos
para ver c?mo asciende,
volando, por tu impulso,
hacia su para?so
donde ya nos espera.
No, tu carne no oprime
ni la tierra que pisas
ni mi cuerpo que me estrechas.
Cuando me abrazas, siento
que tuve contra el pecho
un palpitar sin tacto,
cerqu?sima, de estrella,
que viene de otra vida.
El mundo material
nace cuando te marchas.
Y siento sobre el alma
esa opresi?n enorme
de sombras que dejaste,
de palabras, sin labios,
escritas en papeles.
Devuelto ya a la ley
del metal, de la roca,
de la carne. Tu forma
corporal,
tu dulce peso rosa,
es lo que el me volv?a
el mundo m?s ingr?vido.
Pero lo insoportable,
lo que me est? agobiando,
llam?ndome a la tierra,
sin ti que me defiendas,
es la distancia, es
el hueco de tu cuerpo.

Si t? nunca, t? nunca:
tu memoria, es materia.



(De La voz a ti debida)
Publicado por Bohemk @ 13:10  | Almohadas de papel
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios