Jueves, 01 de junio de 2006
Ese estado de calma anodino, improductivo, mon?tono, empieza a inquietarme. He pasado del adormecimiento en la playa con la caricia recorriendo mi espalda, a la siesta de una calurosa tarde de verano, con moscas gigantescas, verdes, cojoneras, escandalosas, que amenazan esta quietud espantosa.


Un soplo de vida, por favor, estoy sudando.
Publicado por Bohemk @ 13:57  | Microkosmos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios