S?bado, 11 de marzo de 2006
en las que la poetisa conversaba de amor con las hormigas




fotos.miarroba.com





Varias veces hab?a ido hasta all? para preguntarles a las hormigas, en medio de un escenario imperecedero, cu?ntos hechizos hab?an visto cumplidos a la sombra de aquellos m?gicos olivos. Recuerdo que lloraba, no pod?a comprender por qu? la injusticia de seguir tan sola, tanto amor para entregar pereciendo en su cofre de abandono. Tuvo que pasar mucho tiempo para entender que ?sa era la condici?n de los m?s sabios enamorados, porque como dijo Jaime Gil de Biedma:

"Para saber de amor, para aprenderlo, haber estado solo es necesario."


Recorr?an mis brazos calmando mi tristeza con sus fren?ticos pasos, los besaban mientras dejaban sobre el recorrido de mis venas rastros de tierra de aquel jard?n m?gico. Y como en el relato de un sortilegio de amor ?pico, les promet? que ser?an las primeras en conocer al caballero que llegase a salvarme de mi sentimental destierro.


Jam?s hab?a visto a las hormigas tan bellas como en aquella tarde de agosto. Se acercaron hasta la reja para comprobar que era cierto lo que intu?an sus antenas, la peque?a solitaria del coraz?n de cristal volv?a sonriente y agarrada a una mano.


No regres? hasta ahora, pasados cuatro a?os, cuando la paz que sent? es s?lo un relato del olvido, cuando tambi?n nuestra guerra se ha terminado.
Publicado por Bohemk @ 2:55  | Boh?mktika
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios