Viernes, 10 de marzo de 2006
noviembre, 15


Con esta sola mano
me fatigo al amarte desde lejos.
Tendido bajo el viejo ventanal,
espero a que el sudor se quede fr?o,
contemplo el laberinto de mis brazos.
Soy due?o de un rect?ngulo de cielo
que nunca alcanzar?.
Pero debemos ser m?s objetivos,
olvidar los afanes, los enga?os,
el in?til deseo de unos versos
que atestig?en la vida. Celebrar
el silencio de un cuerpo satisfecho,
esa altura sin dios a la que llega
nuestra carne mortal. Saber as?
la plenitud que algunos perseguimos:
un hombe, bajo el cielo, ve sus manos.



(De La luz, de otra manera)
Publicado por Bohemk @ 0:05  | Almohadas de papel
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios