Martes, 14 de febrero de 2006
fotos.miarroba.com



El 13 de febrero de hace 22 a?os, Julio Cort?zar emprendi? su viaje m?s fascinante, largo, doloroso y sin retorno. La leucemia lo deport? al exilio de la poes?a incierta, de la prosa desconocida. Como no se llev? su m?quina de escribir, no pudieron llover desde el cielo estrellas que nos enviaran sus relatos, ni sabremos si en los vuelos de las moscas que dibujan corazones en la latitud norte, se inscriben se?ales, avisos. Tampoco qu? nos estar? contando en el momento preciso en que dos miradas coincidan y latan en el reflejo del cristal de uno de los vagones de la l?nea 1 de metro, qu? habr?n sentido ellos, qu? poderosa frase les habr? susurrado Julito.

Su cuerpo se march? porque era mortal y as? deb?a de ser correspondiendo a la condici?n de la naturaleza, pero su esencia, maravillosa e irracional, se qued? fumando entre libros,fotograf?as viejas y discos de vinilo; la raz?n es que era sencillamente fabuloso.


?Ser? su recuerdo el limbo o existir? un para?so donde los escritores amen. sufran, escriban, olviden y lean en alados vagones de tren? Bueno, alcanz? la casilla del cielo, porque la piedra supo apuntar alto, desde estar tierra en la que (casi) todo fue hecho.


Y hasta Montparnasse llega el beso que hace dos a?os dej? sobre su lecho de piedra..
Publicado por Bohemk @ 1:10  | Almohadas de papel
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Agustin
Martes, 14 de febrero de 2006 | 10:43
Que descanse en paz nuestro querido Cort?zar...
Por cierto, creo hab?rtelo dicho ya, pero pocas veces hay que me monte en el metro en Par?s que no me acuerde de esos reflejos que se miran y se sonr?en, y de las ara?as...