S?bado, 04 de febrero de 2006
He vuelto a casa con un nuevo bolso rojo balance?ndose en mi mano y en mi alegr?a, en mi fugaz alegr?a. He querido ser roja, como un cuerpo de sangre ba?ado en vida.

Pero algo de textura filosa, de sabor amargo, desciende helicoidal desde la cuenca de mis ojos, pasando por la garganta, dirigi?ndose a no s? qu? lugar destinado al dolor de entra?as.

"No vendr?n, no quedar? nadie, enmudecer? solitaria" he musitado mirando con tristeza el bolso que ya no quiero pasear por la mentira. C?mo no me di cuenta hasta ahora, este rojo son l?grimas muertas, gesto que evidencia que despu?s de herida, me estoy desangrando.
Publicado por Bohemk @ 16:27  | Microkosmos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios