Lunes, 06 de febrero de 2006
OLVIDO se descuida. Su cabello es una mara?a inviolable. Tiene largas las u?as, negras de hurgar, con la misma habilidad, su cuerpo y la basura.
Se descuida y sin embargo no me pierde de vista; ella mete un palo en la boca del perro que me muerde y derriba la puerta de la casa donde he sido violada. Ella limpia los cuencos donde los ojos duelen y me da las palabras que me salvan la vida. ?D?nde encarna el afecto?...Creo que nunca nos hemos abrazado. Olvido est? tan cerca que resulta imposible verse en el otro y realmente encontrarse.





(De Cr?nicas de Olvido, Pamiela, Pamplona, 1997)

Publicado por Bohemk @ 1:44  | Almohadas de papel
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios