Jueves, 23 de febrero de 2006
DEL ALAMBRE ENMOHECIDO CUELGAN
dos toallas. Medio blancas. El viento
juega en ellas: las abomba
y las vuelve a dejar, se entretiene,
improbable en los bordes descosidos.
Abajo,
en el rinc?n izquierdo
junto a la pared alta, los geranios
han mudado o est?n
mudando su color.
La mirada, rendida y sin origen, inicia
un descenso hacia la terquedad
de la materia. D?nde est?s.
Con el peso agrisado de la tarde
hace menos calor. Lo noto
ahora. La espera
es m?s fuerte donde nada se espera.



(El fin del mundo, Hiperi?n, Madrid,1995)
Publicado por Bohemk @ 20:49  | Almohadas de papel
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios