Mi?rcoles, 23 de noviembre de 2005
Fueron significativos los primeros d?as de mis 22. El domingo a las 23:58 sonaba en la radio del autob?s camino de C?ceres una canci?n de El fary, mientras que las petardas que ocupaban los asientos de atr?s no dejaban conciliar el sue?o al resto con sus est?pidas historias de codiciados flanes de huevos, novios metrosexuales reci?n parados, juergas en una finca de Guadalajara y consejos para la depilaci?n l?ser. Miraba a mi amiga Bel?n y me re?a. "F?jate, con menudo espect?culo voy a comenzar el cumplea?os... esto es decisivo. Acu?rdate, el a?o pasado lo empec? llorando y no he dejado de llorar en todo el a?o. Y el anterior... lo comenc? bebiendo como una cosaca y no dej? de alcoholizarme el resto del a?o". Con esa mirada c?nica y a la vez tierna, Bel?n se clav? en mi est?pida y satisfecha sonrisa y poco despu?s me respondi? "Entonces, si empiezas un cumplea?os, por ejemplo... pisando una mierda, ?te vas a tirar todo un a?o pisando mierdas???". Re?amos con nuestras ocurrencias y con el se?or fary y las petardas de fondo. 23:59 "Claro, funciona as?. Al a?o que viene lo planeo todo para que me den las 12 follando y as? me pasar? todo mi 23 cumplea?os...". Eran las 0:00 del lunes 21 de noviembre. Yo nac? en lunes, no recuerdo cu?ntas veces en la vida coincide el d?a de la semana, pero me daba igual, porque coincidir un lunes cumpliendo 22 y regresando de Madrid junto a una de mis mejores amigas, despu?s de haber estado frente a Andr?s Calamaro, no pod?a ser un conjunto de signos m?s especial. El se?or Don Fairy ya no cantaba, hab?an cambiado en el radial la canci?n, sonaba otra. Mir? a Bel?n aterrada "No puede ser: Qui?n me ha robado el mes de Abril...".

El d?a antes de irme habl? con mi querida amiga Pam, que entre tanta noticias me anunci? que hab?a tenido una nueva sobrina a la que le hab?an puesto de nombre Abril. Entonces pens? en alguien al que le encantaba el nombre de Abril y por quien me hab?a pasado todo un verano recopilando versiones de Balada para un loco y pens? que por qu? no le hab?a avisado de que hab?a vuelto a Madrid, que al fin me hab?a reconciliado con la ciudad. ?Por qu? no? ?Qu? hab?a pasado?. Y Abril cay? sobre m? como un rayo en mi querido Noviembre.


Desde entonces una parte de Cecilia ha sido remplazada por otra que necesitaba surgir como medio de auto-salvaci?n. Me dieron una lecci?n en una taberna vasca mientras lloriqueaba borracha con mi piedra violeta en la mano (s?, me llev? a Madrid mi piedra) "Tienes que ser simple, actuar siguiendo tus instintos y tus deseos. Pensar tanto te va a acabar destrozando. Ellos son simples, Ceci, no urden planes ni le buscan dobles significados a las frases. Act?a con simpleza, se te est?n escapando muchas cosas."


Y es lo que voy a intentar hacer, actuar tal y como siento, sin solapar nada ni recubrir mis estancias con mil met?foras que creo que s?lo yo comprendo.


Empiezo mi nueva carrera enlazando a dos de mis personajes escondidos entre l?neas. Ya va siendo hora de encajar piezas sin tratarb de conferir al resultado de grandioso enigma. No pasa nada, no son decisivos, se trata de gente que va apareciendo en mi vida, pero que en parte la condiciona; mensajeros que me traen noticias de los que se fueron sin saber por qu?. Creo que el d?a que sepa por qu?, dormir? tranquila. No pido mucho m?s, solamente saber, mirar a trav?s de un cristal transparente, limpiar el vaho de las inc?gnitas que no me dejan mirar hacia otro lado. Comprender qu? pas?, s?lo eso.
Publicado por Bohemk @ 15:56  | Microkosmos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios