Viernes, 17 de junio de 2005
Soy un poco mani?tica e inquieta, por eso hace medio a?o, hasta que encontr? mi sitio en la red, fui dejando desperdigados diversos diarios en distintos blog que finalmente abandon? por dedicarme exclusivamente a ?ste, el de mejor administraci?n. Esta noche he estado revisando aquellas ruinas, a ver qu? hab?a sido de ellos y me he dedicado a recopilar alguno de los escritos de entonces. Es curioso revivir ideas y sensaciones de hace tan pocos meses y por otra parte sentir la ingnorancia de quien no sabe todav?a c?mo en el transcurso del tiempo se van a ir abriendo cajas de sorpresa que contienen lo que anteriormente s?lo pudiste anhelar, que se ir?n cumpliendo los planes, pisar?s los destinos deseados y los nombres que un d?a dolieron sin descanso, se reducir?n a un moment?neo hipo de melancol?a.


-----------------------------------------------------------------

25 de febrero del 2005


Me siento aletargada. Hab?a estado cavilando diferentes destinos para hacer una merecida "escapada" y nunca mejor dicho, a cualquier ciudad a donde me alcanzaran mis ahorrillos. En mente: Lisboa, Badajoz, Madrid, Zaragoza, Salamanca, Huelva, Sevilla, Barcelona e incluso Francia. Restando posibilidades me qued? con Madrid. Sin contar todas las veces que me he chupado horas y horas de bancos en Atocha y Chamart?n en mis idas y venidas a Francia ( para ecribir todo un relato kafkiano!), no he vuelto a estar all? desde que me dieron largas en una estaci?n de metro har? un a?o y medio, vaya despedidas m?s traum?ticas que me han tocado vivir en Madrid, joder. Por suerte para quien me lea, hoy estoy poco sensible y no voy a desarrollar mis hermosas pero tristes e intensas vivencias all?. En f?n, que a pesar de dolores pasados, era el finde propicio, salvo por la gelidez del tiempo, para regresar, para hacer compras varias, buscar discos que aqu? son imposibles de encontrar, salir no importa donde, all? donde me lleven, cambiar de ambiente, compartir a los amigos de mi amiga por unos dias, deshinibirme, poder contar mis historietas a gente que no se ha cansado de escucharme ( curioso: o me critican por ser silenciosa o por largar demasiado, no tengo t?rmino medio!), ir a visitar de una vez mi cuadro preferido de Rothko al Thyssen, rememorar rutas con amores extraviados, agarrarme a la mano de mis fantasmas, encontrar el muro en el que me apoyaron para decirme por primera vez te quiero... Llorando mierda, y eso que hoy no estaba sensible. Bah, pasando p?gina. Ah, y regresar tambi?n para husmear un poco por el rastro a ver si pillo algo y ya que pasar?a por all?, para intentar acordarme de la tasca donde masacraban a unos pobres caracoles.
Vaya, el plan lo ten?a, s?lo faltaba contactar con mi colega y avisar de mi acoplamiento all?, coger la maleta, llenarla de cosas imprescindibles y en 5 minutos plantarme en la estaci?n para coger el tren. Pero como he dicho al principio, me siento aletargada. Quiero hacer cosas, partir, huir un tiempo de aqu?, desintoxicarme, descargarme de las malas vibraciones de este entorno, retomar mi vida de trotamundos, recobrar el esp?ritu y liberarme de este hastio que me est? absorbiendo y dej?ndome sin creatividad ni ilusi?n. Pero a ?ltima hora me gana la pereza, el desaliento, las preocupaciones de peque?a burguesita o no s? qu? cosas que me tienen paralizados los pies. ? Y esos arrebatos de ansia de libertad e individualidad que me llevaban a cualquier lado?. No s?, tengo miedo de que esto no sea s?lo el s?ntoma de una mala ?poca, sino que signifique que he cambiado y me he hecho muy mayor.

Boh?mk
Publicado por Bohemk @ 5:56  | Microkosmos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios