Mi?rcoles, 27 de abril de 2005
Siento como si todo t? fueras cientos de part?culas enturbiando mi espacio. Me traes un aire pesado que se hace irrespirable, junto a un sabor amargo, ?cido, bilioso que toma el cielo de la boca y lo sacude, convirti?ndolo en el epicentro de mis temblores a trav?s de oleadas que llegan arrastr?ndose desde el pecho, anegando cada signo de sosiego. Siento como tu imagen y tus punzantes palabras navegan a la deriva por mi interior, embistiendo, salteando, violentando, atracando en cualquier lugar de mis entra?as, hundi?ndome la entereza.

Te siento agujere?ndome la piel, abri?ndome la carne, col?ndote en mis venas, bebi?ndote mi sangre, salvaje par?sito, absorbi?ndola, gota a gota, para despu?s verterla sobre mis ojos. Te siento aplac?ndome, reduci?ndome, vaci?ndome, abandon?ndome abierta desde las mu?ecas hasta las sienes, desde los tobillos hasta los pechos.

Y mientras, vas demoliendo las paradas de mi espera, de mi verde espera. Ya no te quiero aqu? conmigo.

Pero t? eres dictador en mi memoria, t? eliges las im?genes que m?s le doler?n, las coses a su piel, puerilmente la violas, la mancillas, la desquicias, la destrozas de un azote, un pinchazo, una descarga, un disparo.

Horas, d?as y meses torturada, con grilletes punzantes y oxidados que inmovilizan mis pies y mis manos, que no me permiten apartarte de m? cuando me ara?as con sadismo el lado m?s vulnerable de mi existencia.



16/4/05, reencuentro tras 4 meses de silencio y ausencia. Maldito reencuentro.
Publicado por Bohemk @ 11:57  | Boh?mktika
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios