Lunes, 18 de abril de 2005
POR HABLAR DE TODO UN POCO, EL TIEMPO


Fui un caracol previsor y ech? a la maleta mi paraguas (plegable, ligero y de color verde, por supuesto). Hab?a cotejado varias p?ginas metereol?gicas: llover?a los dos primeros d?as de la semana, seguro. Es l?gico en una ciudad en la que las inundaciones han sido a menudo noticia, la m?s sonada durante mi estancia all? (los pobres patos se asomaban nadando a mi ventana, lo juro). A pesar de la lluvia, sab?a que despu?s ni siquiera sacar?a el paraguas, pero de no llevarlo, me pasar?a todo el viaje reproch?ndome mis descuidos, idealizando el objeto como el enser m?s necesario de mi vida. A veces soy tan desquiciademente rid?cula...

Al llegar all? me sorprendi? el maravilloso y primaveral clima pre-abril, me dijeron que apenas hab?a llovido ese a?o. Increible, esto es el cambio clim?tico, me dije, que va a acabar con nosotros,? el apocalipsis!. La semana, efectivamente, comenz? con lluvias y yo me qued? bien satisfecha de haber evolucionado hacia la perfecta mujer pragm?tica q alguna vez tanto envidi?, aunque como una no puede renunciar tan facilmente a su naturaleza, el paraguas no sali? de la maleta. "Ay, ceci, q tendr?s q contigo han venido las tormentas!", s? que mis nenas me maldijeron un poco. Me uno a todos esos seres que se sienten estafados, defraudados y damnificados por las err?neas previsiones metereol?gicas: no llovieron dos d?as, el mal tiempo no ces? en m?s de una semana. Me encanta ver llover, pero no un s?bado a la noche, el agua jode los s?bados a la noche lo que despu?s s?lo joder?a el alcohol, la esmerada reparaci?n de la apariencia. y hay q ser pedante para no decir las pintas Aunque a mi lo que m?s me preocupaba era pillar mis t?picos y muy terribles catarros. A?n as? el paraguas segu?a reposando inamovible en la maleta. Llov?a, estuvo lloviendo todo la semana, pero el s?bado ret? a esa continuidad y, como no, tampoco me saqu? el paraguas (tan ligero, tan plegable, tan bellamente verde). Tuve que improvisar, volv? a tener el amago de mujer pragm?tica y me apa?? esto q presento a continuaci?n como protege-cabeza:

fotos.miarroba.com




Por si no se distingue bien en la foto, es una bolsa recoge mierda de perros, de gracioso dise?o, negra, elegante, sobria y despu?s de mi encendido de bombilla cerebral, tambi?n multifuncional Gi?o El paralelismo, po?tico o no, entre mi cabeza y su contenido y las caquitas de cualquier tipo, las dejamos para otra ocasi?n m?s creativa. Por cierto, q ese d?a ten?a un poco cara de perra, lograron que me enfadara, algo ins?lito, solamente me dur? un rato. L?stima, son estados muy enriquecedores para mi auto-conocimiento Ardiendo



Vaya, vaya, que te ha gustado y quieres una? pues busca un poste como ?ste y coge unas cuantas, hay que aprovecharse de todos los servicios municipales y adem?s no ser?a malgastarlas, porque la cantidad de mierdas que hay que ir sorteando por la calle es signo de que no debe haber mucha informaci?n sobre su uso. Me apunto para hacer campa?a.


fotos.miarroba.com



La noche acab? bien, poco alcoholizada, por cierto, aderezada con unas cuantas e id?licas gotas de lluvia y yo sin bolsa en la cabeza (alguien me rall? con los componentes desinfectantes q llevan este tipo de bolsas), el pelo alborotado y la sombra corrida. Y en la boca cambi? el cigarro y el incipiente enfado de perra por una libidinosa sonrisa. Es lo q me ofrecen mis noches.C?est fini.
Publicado por Bohemk @ 13:03  | Microkosmos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios