Viernes, 28 de enero de 2005
fotos.miarroba.com




GUSTAV KLIMT, EL BESO

(1907-1908)

?leo sobre lienzo 180 x 180 cm

?sterreichische Galerie Belvedere, Viena


De una belleza centelleante, decorativa y er?tica. La pareja abrazada est? envuelta en un mosaico de adornos de oro, sobre la trama tambi?n dorada del fondo, con una fuerte tensi?n entre naturalismo y elementos decorativos abstractos: los rostros, las manos y los pies, pintados de manera realista, est?n rodeados de motivos abstractos y planos creados por el tejido y las flores. Al utilizar el habitual formato cuadrado que tanto le gustaba y excluir el horizonte y toda percepci?n de espacio real, Klimt acent?a tanto el caracter decorativo de la imagen como la intensidad casi m?stica del abrazo entre los dos amantes. La pareja se abraza ante un reducido prado repleto de florecillas, siendo dif?cil interpretar si est?n arrodillados o de pie. Ese prado finaliza de forma brusca, como si el pintor quisiera situar a los amantes al borde del precipicio, s?mbolo de peligro al que pod?a dirigirse la relaci?n, por lo que la mujer se aferra con sus pies a la pradera. El gesto de la mujer tambi?n ha sido interpretado como rechazo ante la agresi?n al que la somete el hombre, intentando evitar el dominio masculino sin un resultado positivo.
El elemento ornamental es simb?lico adem?s de decorativo; las formas rectangulares que adornan la ropa del hombre son deliberadamente f?licas, mientras que los espirales, c?culos y ?valos de la mujer evocan los ?rganos genitales femeninos. Juntos hacen pensar en la uni?n sexual en la que desembocar? el beso.


Rostros y manos

El rostro de ?l est? oculto y el de ella, vuelto hacia el observador, pero sus ojos est?n cerrados, abandonados al placer. Una de las ahusadas manos de la mujer se posa sobre el cuello del hombre, mientras que la otra toca la mano mayor y m?s oscura de su amante, q le acaricia el rostro levemente ruborizado.En contraste con un detalle tan figurativo, un manto poco natural de oro envuelve a l?a pareja e intensifica su abrazo. El beso representa la uni?n pasional del amor f?sico, aunque sin el reotismo expreso en muchos trabajos de Klimt.


L?neas ondulantes

Las sinuosas l?neas que descienden como agua en el vestido de la mujer son recurrentes en las im?genes femeninas de Klimt. Evocan flexibilidad del cuerpo y sugieren un tr?mulo deseo sexual.


Espirales de fertilidad

Klimt se serv?a del motivo del espiral para simbolizar distintos aspectos de la sexualidad femenina. Aqu?, en el manto del hombre, podr?a representar la fertilidad, como en El ?rbol de la vida.

Publicado por Bohemk @ 18:16  | Je vois, j?imagine
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios